miércoles, 5 de noviembre de 2008


Contemplas el destello de sombra ,

tú misma tan cerca de él,

cansada de viscosas humedades.

Prefieres ignorar eso esta noche,

pero hay en la ventana de tu vientre

un código de barras sentencioso.

No hay comentarios: