viernes, 28 de noviembre de 2008

LÉEME LOS LABIOS

2 comentarios:

Juarez dijo...

Esta poesía es brutal. Mooooooooooooooooola un huevo y parte del otro.

Mistral dijo...

Un placer haber recorrido tu blog.
Saludos