martes, 21 de abril de 2009

EL ENSAYO, CENTAURO DE TODOS LOS GÉNEROS


Tenemos una asignatura muy interesante en la carrera: Ensayo hispanoamericano, así como un excelente profesor de la misma: Vicente Cervera Salinas.
Pues bien, me he propuesto "postear" algunos fragmentos de los diferentes apartados que vayamos tratando.
Primero, empezaremos con una definición y delimitación del ensayo como género literario.


El género ensayo siempre ha estado fuera de juego en Teoría de la literatura, siempre ha sido considerado un género menor.
Su definición es muy amplia, una tesis doctoral no puede ser un ensayo porque se necesitan argumentos y conclusiones en ella, mientras que en el ensayo no hay que supeditarse a este proceso.
El ensayo puede usar esos recursos, pero también prescindir de ellos porque su naturaleza es la libertad.
El ensayo es un género muy polifacético, por eso hay que llevar cuidado.
Podríamos decir que es una libre exposición sobre un tema donde predomina el punto de vista del yo, que se puede y suele identificar con el autor.
Este dispositivo ficticio no tiene porqué estar presente; otra característica del ensayo es su refutabilidad.
Ofrece una dimensión reflexiva para completar el conocimiento anterior a su lectura/escritura.