domingo, 3 de mayo de 2009

EL TÉRMINO ARROBA Y EL SÍMBOLO @


El término arroba procede del árabe andalusí arrub y, a su vez, este procede del árabe clásico rub, que significa cuarto, la cuarta parte de algo. El símbolo @ toma su forma de los copistas del latín, quienes, al escribir “ad” ( hasta o hacia) y que acababan dibujando como un “ 6 “ reflejado para abreviar.
El documento más antiguo donde aparece claramente dibujado, está fechado el 4 de mayo de 1.536 en un escrito comercial italiano que fue descubierto por el profesor Giorgio Stabile, de la Universidad La Sapienza, mientras restauraba una colección fotográfica para el Instituto Treccani.

Al parecer, este documento es una carta enviada por un mercader italiano desde Sevilla a Roma donde se describe la llegada de tres barcos cargados con tesoros provenientes de América:

“Así una arroba de vino, que es 1/13 de un barril, vale 70 u 80 ducados”. Escribió el mercader representando la palabra arroba con el símbolo .

La arroba se usaba en los registros mercantiles de las naves de carga que atracaban en las costas árabes y españolas. Los mercaderes venecianos utilizaban el ánfora (unidad de medida). Era un símbolo mercantil que significaba “al precio de” y que era conocida tanto en el mundo árabe como grecolatino.

Con el paso del tiempo, se mantuvo su uso sólo en América del Norte en el campo de los registro contables en los que establecía el precio unitario en una factura (20 sacos @ 5 dólares cada uno). Por este uso, el signo fue incluido en primeros teclados de las máquinas de escribir.


En la Edad Moderna, la arroba es una unidad de medida tanto de peso como de capacidad y se la utilizaba en España y en Sudamérica. Equivalía a la cuarta parte del quintal y se la consideraba como la unidad principal de las medidas de peso. Se divide en 25 libras, 400 onzas, 6400 adarmes. Equivale a 11 kilogramos y 506 gramos (11,5061585 kilogramos).

En los años setenta del siglo XX, se popularizaron principalmente dos símbolos para separar el nombre personal del propietario del correo electrónico y el nombre del dominio o servidor en el cual este correo operaba, los cuatro puntos (::) y (at).

La empresa Digital empezó a utilizar cuatro puntos (::). Así, las direcciones se configuraban como : «nombre::servidor». IBM en cambio, optó por un lenguaje más natural y con solo dos letras, «at». Ellos escribían «nombre at servidor».

El mérito de introducir la @ a internet se le atribuye al ingeniero estadunidense Ray Tomlinson (el inventor del correo electrónico) quién la utilizó en su propia dirección de correo electrónico, todavía en los tiempos de Arpanet, el antecesor de la red de redes, a principios de los años setenta. Tomlinson decidió incorporar la arroba justo entre su nombre y el servidor que debía recibir el mensaje. Eligió este símbolo como el más idóneo, ya que estaba presente en los teclados y no era muy utilizado y de este modo, no se prestaría a confusiones.


Es curiosa la procedencia de este símbolo, pues, es de uso casi obligado por todos los navegantes de la red.
Otro dato interesante al respecto es que desde hace pocos años se está extendiendo su grafía como sustituo del masculino plural, sobre todo en messenger, chats, blogs o webs, pero también en titulares y anuncios de prensa. Sin embargo. como filóloga, su utilización fuera de contexto me resulta inapropiada, entre otros motivos porque carece de pronunciación, puesto que no es una letra y no cumple la labor asignada en ese caso.
Ejemplos: "Informátic@s somos tod@s"
¿Cómo pronunciar aquí la @?

3 comentarios:

Kaizo Katsu dijo...

Me ha interesado mucho el tema, no tenía ni idea de su procedencia.
Bueno, a aprte, lo que me dijistes de tus plantillas, no se muy bien que decirte ya que yo nuncaq qme he puesto una diferente a las que vienen.

Llévate un día el portatil a casa de Elvira y lo vemos.
Saludos!!

María C.D dijo...

anda que ya te vale, cambiar el fondo por uno que tenia yo en el otro espacio......

Violeta Sáez. dijo...

Lo he cambiado porque, aunque personalmente, el otro me gustaba másl, reconozco que este está menos visto y le da más alegría.
Un abrazo.