domingo, 23 de agosto de 2009

DICTINIO DE CASTILLO- ELEJABEYTIA

Un roto en la pared.

-¿Lejía en los vaqueros mal tintados de negro?, ¡La presencia del miedo es evidente! Ya se darán cuenta. Qué le vamos a hacer…

(((…dormido, la estúpida queja se transforma en datos de manera definitiva. Analizables al tacto minucioso. Valor para la ciencia orgullosa de nuevas ecuaciones. Ingenuos, si significa despertar una vez más, y sin cansarnos, al espíritu del niño, y su facilidad para despegar los pies diez centímetros del suelo…)))

Empieza de nuevo a abastecerse el sistema nervioso en la mayoría de la masa activa, comienzan los parques, los restos en la acera de los abusos galopantes en vena.

Acercándose el mejor de los lunes, algo nublado, como de costumbre. Nos seducirá para siempre…

-Ah, y que si te devuelven el cuello del envase cristalino, labios mojado que ofreces, con un sabor distinto que perfila su perímetro, con un olor que no dejan pasar sin dudas las perforaciones naturales de tu nariz, por favor no huyas, tú, ¡díselo!



No hay comentarios: