sábado, 16 de enero de 2010


"El ser humano da, mantiene e incluso empeña su palabra. El ser humano suele faltar a la misma. A veces, nos quedamos sin una sola, otras nos las tenemos que tragar. Siempre debemos medirlas y encontrarlas. Algunos nos dejan con la palabra en la boca... ¿Cuántes veces estamos pendientes de las palabras del otro?"*

* Adaptación libre de A. Roldán, La incomunicación por la palabra, Colegio Nelva, Murcia 3-VI- 85

No hay comentarios: