domingo, 7 de marzo de 2010

ANÓNIMO, AUTOR DE EL LAZARILLO

Exactamente. Había un viejo chiste de profesores y escolares en el que se ponía en evidencia la ignorancia de un alumno. El muchacho pensaba que Anónimo era autor de una vasta bibliografía entre la que se incluía nada menos que El Lazarillo de Tormes. Todos sabemos que una obra es clasificada como anónima cuando no se conoce su autor. Así que, casi quinientos años después de que fuera escrita, esta novela picaresca va a dejar de servir como ejemplo para el chiste del principio.
El descubrimiento de un documento histórico a manos de Doña Mercedes Agulló, prueba que el verdadero autor de la novela es el famoso diplomático y militar andaluz Diego Hurtado de mendoza.
El Lazarillo de Tormes se publicó por primera vez en 1554, sin nombre de autor. En tiempos convulsos como aquellos, era vital este tipo de precaución (Inquisiciones aparte). Quien quiera que fuera el autor, obró con tino, pues la obra pasó a catalogarse como libro prohibido al instante. En 1559 ya estaba censurada, sin embargo, todavía aparecieron al menos cuatro ediciones antes del final del siglo XVI, algunas ya tras la muerte del mismo Diego Hurtado de Mendoza en 1575.
La autoría de Diego Hurtado de Mendoza ya se venía considerando, pero nunca se habían tenido pruebas fehacientes de ello. El descubrimiento de un legajo de correcciones hechas para la impresión de Lazarillo y Propaladia firmado por el diplomático tampoco es completamente segura, sin embargo confirma una hipótesis que anduvo en el aire durante cinco siglos.
Una sombra en la teoría es el añadido de Propaladia, de Bartolomé de Torres Naharro.
Incluso Doña Mercedes Agulló admite que su descubrimiento no debe considerarse completamente definitivo. Y es que, esta paleógrafa de ochenta y cuatro años prefiere mantener la cautela tras toda una vida dedicada a investigar la autoría del pícaro Lazarillo.

No hay comentarios: