miércoles, 31 de marzo de 2010

WILD NIGHTS - EMILY DICKINSON















Con la publicación de este poema queda desmentida la supuesta asexualidad atribuida a la poeta. Así "La monja de Amberes" muestra aquí una expresión clara de su feminidad, un deseo sexual latente que sólo podía confirmar en público a través de la poesía.


Tras una primera lectura, cae también el ideal victoriano de alma "pura", del espíritu ajeno a los dictados de la carne. Sin embargo, el lenguaje usado para recrear cada imagen transporta al lector y lo pone en contacto con su naturaleza más íntima, incorrupta por la mediocridad del exterior. Precisamente, esta delicadeza expositiva es la que caracteriza toda su obra. Lo que hace que, generación tras generación, sigamos viendo reflejadas nuestras propias emociones en sus poemas, herederos, quizá sin saberlo ella nunca, de la tradición mística más puramente española.

No hay comentarios: