domingo, 16 de mayo de 2010

BARRANCOS


Dos abrazos locos

beben su cordura

de aire macerado

entre la espesura.


Dos palomas ciegas

vuelan su recuerdo

rojo de amapolas

y aire temporero.


Volvamos al campo,

casa en la pradera,

fuego por la noche,

cuentos en la hoguera.


Cultivos de trigo,

pan para tus manos,

moras entre espinos,

huellas sobre el barro.


Caminos de arado,

ceños desechados,

rimas en el prado,

parra, tarde y vino.


Poemas, limones,

dulces sensaciones

de un mundo perdido:


Ondas genitales,

humo gris destino,

prisas malparadas,

hormigón armiño.

Violeta Sáez

No hay comentarios: