jueves, 6 de mayo de 2010

LENGUAJE Y MEDIOS DE COMUNICACIÓN DE MASAS


LENGUAJE Y MEDIOS DE COMUNICACIÓN DE MASAS Violeta Sáez Garcés de los Fayos


1. Introducción:

La relación entre los medios de comunicación de masas con el propio lenguaje ha sido una de las principales cuestiones tratadas por la Semiótica, la Pragmática lingüística y, especialmente, la Teoría de la información desde mediados del siglo XX.
En este sentido resulta necesario comenzar por una definición del concepto masa. Masa es un controvertido término que alude, en este caso, al conjunto de receptores de la comunicación, estando inevitablemente contrapuesto al concepto de individuo.
Cuando una comunidad humana se convierte en masa o así se sugiere, es cuando se encuentra bajo el dominio de algo (El capital, el consumismo, la televisión…) o alguien (Un dictador, un líder religioso…) Por lo tanto, podemos observar que el concepto de masa posee connotaciones peyorativas, es despersonalizador y reduccionista.
De esta observación se deduce la importancia de averiguar cuál es el receptor que se oculta tras el mensaje reproducido por estos mass-media, cuál es la naturaleza de este mensaje y las motivaciones del mismo pues este proceso de comunicación es más colectivo que cualquier otro.
El análisis de estos medios de comunicación, atendiendo a sus propias características internas, se puede realizar desde tres niveles distintos:
1. En primer lugar, el nivel sociológico, dado el carácter social de este tipo de comunicación, más acentuado que en los medios tradicionales.
2. En segundo lugar, un acercamiento semiótico y lingüístico de su forma y contenido.
3. En tercer lugar, desde un nivel psicológico y pragmático atendiendo a las motivaciones y actuación de los agentes humanos que intervienen en el proceso comunicativo.

Siguiendo con esta breve aclaración de conceptos, es necesario hacer una distinción entre el contenido del mensaje emitido y términos como información o noticia.
Un mensaje, dependiendo del grado de información que transmita, será o no noticia. Es decir, podemos considerar la información de un mensaje como algo medible, cuantificable mediante bits. Según los ingenieros de telecomunicaciones Shanon y Weaver, la cantidad de información de un mensaje es inversamente proporcional a la cantidad de contenido del mismo.
Otro concepto relacionado con el proceso comunicativo de recepción del mensaje es el de entropía. Según la RAE, por entropía entendemos:
1. Fis. Función termodinámica que es una medida de la parte no utilizable de la energía contenida en un sistema.
2. Inform. Medida de la incertidumbre existente ante un conjunto de mensajes, del cual va a recibirse uno solo.
3. Mec. Medida del desorden de un sistema: una masa de una sustancia con sus moléculas regularmente ordenadas, formando un cristal, tiene mucho menor entropía que la misma sustancia en forma de gas con sus moléculas libres y en pleno desorden.
Si prestamos atención a la segunda acepción, la entropía informativa se encuentra supeditada a otros conceptos como los de ruido informativo o redundancia, siendo estos agentes que interrumpen distorsionan la calidad del mensaje. Por entropía negativa entendemos el grado de orden y fiabilidad impuesto por la señal comunicativa.
En cuanto a la comunicación, consiste en el acto del traslado de la información, que es producto de la misma.
La diferencia entre información colectiva e información estadística (información distintiva según Malmberg) es que la primera se refiere al contenido referencial de la misma mientras que la segunda alude a la probabilidad del significante.

2. El proceso de la comunicación:
Respecto al término comunicación, vemos que se encuentra ampliamente hipersemantizado. Sin embargo, es comúnmente aceptado por los estudiosos que se trata de un proceso. Por comunicación también puede entenderse la relación real establecida que consiste en el proceso de transmisión de un conjunto de propiedades desde el emisor al receptor por parte del primero. Según Morris, “La comunicación es un proceso por el cual un objeto A transmite una de sus características, propiedades o conjunto de propiedades a otro objeto B”.
Para un teórico de la comunicación como MacLuhan "el medio es el mensaje", no se dice algo porque sea verdad; se toma como verdad porque se dice. Internet, la televisión, la radio, la prensa escrita son medios de comunicación que influyen de manera inevitable en millones de receptores con mensajes aparentemente personalizados y veraces, pero sometidos a una inevitable maleabilidad y polivalencia que ha cambiado el sentido de las relaciones sociales. Por ello conviene estudiar con detenimiento este proceso comunicativo, dado que su influencia está en plena actualidad.
Una buena definición de este proceso de comunicación, que hace referencia a todos los componentes participantes en él, es la que ofrece Orive. Para él, “La comunicación es una relación real establecida que consiste en el descubrimiento del yo, del otro u otros y en la donación de un contenido, que implica una dualidad de términos – emisor y receptor-, coexistente en el sustrato común que sirve de base a su correspondiente proceso y que supone la presencia de un mensaje, y la necesidad de un código, con la finalidad última de convertirse en un estímulo de conocimiento”.
El grado de complejidad participativa de los actantes en el acto comunicativo es diferente. Por ejemplo, el del receptor es mucho mayor que el del emisor, cuya relación varía según el tipo de comunicación que mantengan (interpersonal o técnica).

Por otra parte, elementos indispensables para la comunicación son la existencia de un código total o parcialmente comprensible para el descodificador del mensaje, así como un canal adecuado para la retransmisión de dicho mensaje. Este canal de transmisión puede ser natural o artificial.
El propio mensaje es presentado como un grupo finito y ordenado que posee un contenido conceptual, una significación con una forma determinada que lo convierte en el soporte material, psicofísico indispensable.

No hay comentarios: