jueves, 20 de mayo de 2010

Margarita Ruiz Temprano: "Hay muy poca originalidad en la literatura fantástica actual"

Francisco J. Moreno es escritor invitado de este blog. Tiene cuatro libros publicados y escribe habitualmente en La Hoja Negra

Dicen que no hay nada más aterrador para un escritor que enfrentarse a una página en blanco. Margarita Ruiz Temprano lo sabe bien: se ha enfrentado a ella más de 600 veces en su primera novela, “La Tribu del Coyote”, publicada recientemente en la plataforma online Bubok. Es madrileña, pero crecida en Murcia. Desde pequeña se ha considerado a sí misma aventurera y soñadora. Ha vivido un año en Chile y ha viajado por países como Perú, Uruguay, Costa Rica, Argentina o Brasil. Ahora mismo estudia el último año de Periodismo en la UCAM, y espera poder compaginar esta carrera en el futuro con su pasión por la literatura. También está interesada en la realización de documentales o reportajes y el doblaje de películas.

En tus propias palabras, ¿sobre qué trata “La Tribu del Coyote”?

Va sobre una chica que descubre de repente un mundo mágico, al que extrañamente parece pertenecer, y que está habitado por muchas razas desconocidas. De alguna manera, se entera de que su familia estaba relacionada con ese mundo, y se empeña en averiguar por qué. En su búsqueda, se encuentra con una supuesta organización clandestina de delincuentes, entre los que parece que se encontraba su madre, lo que da lugar a nuevas preguntas.

En tu libro tienes una mitología muy completa: organizaciones de la luz y las sombras, dimensiones paralelas, más de quince razas diferentes, etc. ¿Toda esta cosmología es anterior a la redacción del libro o la fuiste improvisando por el camino?

Tenía una mitología creada cuando empecé con la primera fase del libro –tenía 14 años-, pero más adelante la fui enriqueciendo. Por ejemplo, al principio sólo existían 5 razas de seres mágicos, pero me divertía el concepto, así que seguí dándole vueltas y acabaron siendo 15. Lo mismo pasa con los personajes: su número fue aumentando conforme lo escribía. Luego incluí un índice de personajes al final de la novela. Hay que ser considerado con los lectores y ponerles las cosas fáciles para que no se pierdan. A mí me fastidia mucho me pasa eso con otros libros, y tengo que andar rebuscando entre las páginas para recordar quién es el personaje del que se está hablando.

¿Cuál es tu raza favorita de entre todas las que has creado?

Las asilmas y las sáulimas son como mis niños pequeños. Tienen unas habilidades especiales que me gustan bastante. Las asilmas pueden volar, con unas alas especiales que se esconden a voluntad; y luego están las sáulimas, que son inmunes al fuego y pueden conjurarlo como les apetece.

A la hora de escribir, ¿hacías esquemas, mapas y demás parafernalia para orientarte dentro de tu propia historia?

Al principio no, y lo pasé fatal. Después de cuatro años decidí que lo mejor era sentar la cabeza y planificarme mejor.

¿Cuánto tardaste en escribir el libro?

En total, unos cinco años. Empecé con 14 y terminé con 19.

¿Qué es lo que te motivó tanto de esta historia como para dedicarle tanto tiempo?

La verdad es que la novela la empecé de una forma muy tonta. Hice un solo folio, pero luego me apeteció continuarlo. Después de unas cuantas páginas empecé a pensar que de ahí podría salir algo grande, así que me dije: “¿Por qué no convertirlo en un libro?”. En aquella época, el colegio y los estudios no me aportaban ninguna satisfacción especial, y esta historia me permitía escapar un poco de la vida cotidiana y disfrutar.

¿Hubo algún otro objetivo que te planteases con el libro aparte de disfrutar escribiéndolo? ¿Qué querías transmitir con esta historia?

Sólo quería compartir algo que yo había creado con otras personas. No me planteé ningún objetivo elevado de ese estilo. Hay algunas cosas, como por ejemplo el valor de la amistad, que en mí es algo muy fuerte. Eso está reflejado en el libro, en cómo los personajes superan sus dificultades gracias a la amistad, e incluso en cómo la mantienen pese a los problemas que provocan los propios amigos. Pero no tenía la idea de que el libro se centrase en eso: simplemente fue algo que quedó reflejado en el libro porque es parte de mí.

Resulta algo irónico que viniendo de una carrera como Periodismo, donde hay que centrarse tanto en lo real y tangible para ser objetivo, hayas acabado incluyendo tal cantidad de elementos fantásticos en tu libro. A tu entender, ¿dónde está la línea que separa el periodismo de la literatura?

El periodismo es literatura sobre la realidad, mientras que la literatura en sí puede hablar sobre cualquier cosa. Todo tiene su creatividad; para contar la verdad también hay que ser creativo. No puedes sentarte en casa y hacer un reportaje en zapatillas: hay que salir y conocer todas las versiones. Obviamente, al escribir una novela sólo tengo que preguntar a los personajes en mi mente.

¿Tus personajes tienen alguna base real? ¿Utilizas a personas de tu vida cotidiana como modelo?

No, ninguno de mis personajes es una persona definida. Con el paso de los años, todos acaban siendo una mezcla de la gente que he conocido. Aunque pueda haber pensado en alguien en algún momento concreto, los personajes van evolucionando.

La protagonista de la novela, Clara, me resulta algo familiar con su túnica negra y su varita mágica. ¿Tiene algo que ver con Harry Potter?

¡Clara no es tan tonta como Harry Potter! A Harry Potter se lo hacen todo –bromea-, pero aunque Clara empieza algo desorientada, ella no es tan inútil. Creo que cualquier novela de fantasía para jóvenes que salga en estos momentos se va a parecer de algún modo a Harry Potter y la van a comparar con él. Este mundo tiene magia, pero ni hay una escuela de magia ni la varita es necesaria para los conjuros.

En el libro hay una guerra. Los personajes son refugiados, que están juntos porque les pilló en medio, pero no se puede considerar esa unión como una “escuela de magia”. Puede tener algunos matices de semejanza con otras novelas fantásticas, pero en mi caso yo no veo el parecido. Aunque claro, eso a lo mejor es así porque es mi novela, pero prefiero que juzgue el lector. De todas formas, pienso que aquellos a los que les guste el mundo de Harry Potter les gustará también “La Tribu del Coyote”.

¿Qué es lo que tienen de especial los Coyotes? Y aún más importante, ¿por qué reciben ese nombre?

Es una buena pregunta. Resulta que leí en algún sitio que los coyotes son la única especie que se reproduce más cuando se les amenaza, y que eso es lo que hace que soporten mejor las dificultades. Me pareció una buena idea para este grupo, que sobrevive aunque les ataquen constantemente y por todas partes.

¿Tienes planeada una segunda parte?

Sí, de hecho ya estoy trabajando en ella. Llevo ya unas 350 páginas. Yo quería hacerlo más corto, pero al final va camino de ser como el primero. Me gustaría adelantarte algo, pero sería difícil sin destripar nada de la primera parte. Lo único que te puedo decir es que el personaje de Clara es más maduro, y que ya ha descubierto bastantes cosas sobre su familia y su procedencia.
¿Dónde tienes a la venta el libro?

El libro está publicado en Bubok. Se puede descargar el pdf por 5 euros –quizá haga alguna rebaja si me lo compra mucha gente-, y se puede encargar una copia impresa por unos 20 euros. Me gustaría ponerlo más barato, pero es mucho papel.

¿Qué le dirías a tus potenciales lectores para que comprasen el libro? ¿Por qué deberían gastarse el dinero en ti?

Pese al riesgo de parecer presuntuosa, creo que en estos momentos el mío puede ser uno de los únicos originales que haya en el mercado. Me gusta mucho la literatura fantástica, pero hacía varios años que no encontraba nada original, y por eso me esforcé en hacer algo diferente. Éste no ocurre en la Tierra Media, ni tiene elfos ni orcos que vayan poniendo obstáculos por ahí. Mucha gente se ha centrado en el mismo tema y ya hay demasiados libros de ese estilo.

¿No hay ningún autor de literatura fantástica que te guste? ¿Te has fijado en alguno de ellos para utilizarle como mentor y aprender de él?

Bueno, cuando empecé era bastante joven. A esas edades uno necesita mucho fijarse en otros escritores. Al principio, el estilo es un asco, y eso hay que ir puliéndolo. Me gusta mucho Becquer, eso sí. La “Leyendas” están entre mis libros favoritos. Me encanta la forma en que mezcla la fantasía y la realidad. Si tuve el honor de tener un maestro, fue Becquer, aunque sea a través de sus páginas.
¿Qué opinas de los autores actuales? ¿Lees mucho de ellos?

No tanto como me gustaría, la verdad. No se me da muy bien compaginar la lectura con la escritura. Además, los estudios quitan mucho tiempo, por lo que el hábito de leer lo estoy relajando mucho. Y es una pena, porque yo siempre he sido de leer mucho.

De gente que más o menos me guste, J. K. Rowling ha sido la más original, y por eso está donde está; luego hay otros intentando cosas, como Stephanie Meyer, que anda por ahí haciendo el ridículo; y en España también tenemos a Laura Gallego, que ha tenido bastante éxito y le reconozco el mérito, pero se queda demasiado infantil para mí. Ahora mismo estoy leyendo “La saga de Gerald de Rivia”, de Andrzej Sapkowski: es como la mezcla de un Disney perverso con una novela de fantasía épica.

1 comentario:

labrujuladelcamaleon dijo...

Aunque hace algún tiempo de esto, quiero darte las gracias por publicar mi entrevista, Violeta! :)
Sólo tengo que aclarar que, en lo referente a Harry Potter, dije lo de "inútil" por una broma que hicimos entre amigos (empezamos a decir que al final salía de todos los malos tragos porque le salvaba el fénix de Dumbledore o el propio director o sus amigos... así que al final terminamos riéndonos y diciendo que era un acaparador, pero siempre fue una broma). Admiro mucho a J.K.Rowling y es una de mis escritoras favoritas. Y por supuesto, los libros 3 y 7 de la saga cuentan entre mis favoritos.
Y en cuanto a la originalidad, por fin ha llegado George R.R Martin para deslumbrarnos a todos. Me alegra que el mundo de la literatura (más o menos) fantástica vuelva a nutrirse de buenas historias que leer :)
Un abrazo!