viernes, 20 de mayo de 2011

REFLEXIÓN


Aunque me alegro de haber ido hoy a La Glorieta, la verdad es que tenemos que hacer fuerza y presión para que este movimiento no acabe tras las elecciones y evitar que políticos como Rubalcaba, que ha quedado como una persona tolerante en los medios, saquen provecho del mismo, sea de la forma que sea.
Me gustaría animaros a todos a que se contemple la denuncia, el abrir investigaciones a aquellos individuos y organizaciones que están metidas en casos de corrupción. No basta sólo denuncia social, con que la gente sepa lo que pasa, que caígan con todo el peso de la ley. ¿Hasta que punto creéis que sería posible llevar estas acciones a cabo?

3 comentarios:

Violeta Sáez. dijo...

Buenas de nuevo,
en cuanto a las jornadas de relfexión de mañana, no creo que se esté faltando a la Constitución en ningún momento, simplemente la gente está cansada de tragar con muchas cosas y de que los partidos se echen las culpas unos a otros sin ningún tipo de coherencia. Si ahora mismo estamos reflexionando al respecto, quizá no sea tan inútil esta movilización social, claro que siempre habrá quien intente sacar provecho de maleducados, borregos y alborotadores (son un mal común en nuestra sociedad, adheridos o no a cualquier partido -la verguenza de cada casa, manejables-).
Lo importante es ir de cara, porque aquí vivimos todos juntos, si podemos sacar algo bueno de estos sucesos mejor. En nuestra mano está tomar medidas para mantener esta actitud reflexiva después de las elecciones, no dejando pasar abusos de ningún tipo.
Gracias a todos por el interés y buenas noches.

Francisco J. Moreno dijo...

Eso está claro, que lo más recomendable es que hasta las elecciones se eviten las consignas y las pancartas. Una multitud silenciosa da también mucho miedo.
El principal problema que yo veo que tenemos a la hora de conseguir algo es el tema de las ideologías. No sé muy bien cómo lo estaréis viviendo en Murcia, pero aquí hay un montón de gente pidiendo la III República, la abolición de la propiedad privada y otras barbaridades. Son cuatro colgados, pero hacen mucho ruido y a la gente de derechas, claro, le molesta. Si algo tan claro como una reforma de la ley electoral para favorecer a los partidos minoritarios y acabar con la corrupción tiene unidos mensajes como esos, la batalla la perderemos. Tenemos que fijarnos en las cosas que nos unen, y dejarnos las opiniones particulares para cuando hayamos arreglado la base.
La guerra no, porque cuando esos colgados se vayan, los realmente indignados seguiremos aquí.

Violeta Sáez. dijo...

Buenas!
Efectivamente, ahora es el momento de centrarnos en lo que nos une.
Espero que la perdurabilidad del movimiento no se vea amenazada por estas personas.
De cualquier modo, por lo que sé,
la situación en Murcia es algo diferente.
Anoche llovió bastante, pero eso no impidió que la gente permaneciese reunida.
Ánimo con todo y un saludo desde Murcia.